Con la tecnología de Blogger.

Buscar este blog

Fiesta tradicional de San Cecilio en Granada

anuncios google


* Fiesta tradicional de San Cecilio en Granada

 


A San Cecilio, patrón de Granada, se lo festeja el 1 de febrero de cada año con una fiesta popular que es una de las más destacadas de Andalucía.Tanto por la belleza del escenario como por la misticidad que rodea este encuentro.
Para la tradición cristiana, San Cecilio fue el primer obispo de Granada, antes de la dominación árabe, cuando la región se conocía con el nombre de Illíberis, durante el período del imperio romano.
Según las fuentes históricas, no es del todo seguro que haya sido el archiconocido Nerón quien le hiciera padecer el martirio que lo convirtió en santo. Pues hay quienes creen que fue Domiciano quien dio muerte a Cecilio quemándolo en el monte. 

Que aún hoy sea un misterio su verdadero castigador se debe a que, tras la muerte del actual patrón de Granada, esa región romana cayó en manos de los árabes y todo lo que se ha conservado tiene su fundamento en la tradición oral, donde se hallan siempre posturas encontradas.
La celebración del Día de San Cecilio comienza con la romería a la Abadía del Sacromonte. El ascenso por las cuevas del Sacromonte, frente a la maravillosa ciudad de la Alhambra, conducen a lo más alto del monte, para una vez en la Abadía celebrar la misa en su honor. Si bien el camino es realmente empinado, por su extraordinario paisaje vale la pena recorrerlo.


Una vez en la Abadía, se realizan los actos litúrgicos en honor a San Cecilio y, mientras se lleva a cabo la romería, el Ayuntamiento de Granada reparte vino y comidillas para quienes acompañan esta procesión.
Otra característica importante es la presencia de bailes típicamente regionales en este día festivo. Lo ideal para acompañar este momento, en uno de los lugares más extraordinarios de España, es tener a mano un buen vino de Alpujarras y una tortilla Sacromonte.
Más allá del festejo, ésta es una buena oportunidad para que visites las cuevas del Sacromonte, donde antiguamente se apostaron las comunidades de los pobladores gitanos de Granada.
Una sugerencia: si aún te quedan piernas tras visitar el Sacromonte, ve al Mirador de San Nicolás, desde donde tendrás una postal única de la Alhambra, luego continúa descendiendo hasta el Albaicín, el barrio árabe de Granada.

0 comentarios:

Publicar un comentario